viernes, 5 de octubre de 2012

El Instituto de la Danza inaugura su curso con un invitado muy especial


Jordi Font, Keith Monino, Albert Carol y Ángel Corella (Foto: Lluis Andrés)


El pasado lunes 1 de octubre tuvo lugar la inauguración del curso 2012-2013 de  l'Escola d'Ensenyament Secundari i Artístic / Conservatori Professional de Dansa (EESA/CPD) del Institut del Teatre de Barcelona. El acto contó con un invitado muy especial: Ángel Corella.






Carolina Masjuán

Fuimos invitados a la ceremonia inaugural que contó con la presencia de un invitado de excepción, Ángel Corella, instalado desde febrero de este año en Barcelona con su compañía, el Barcelona Ballet, que anteriormente fuera el Corella Ballet Castilla y León con sede en el municipio segoviano de La Granja de San Ildefonso. 



El teatre Ovidi Montllor anexo al Institut, congregó a un gran número de entusiastas alumnos que acompañados por profesores y otros invitados, asistieron atentamente a los parlamentos de los distintos ponentes. 



Jordi Font, director del centro público catalán, abrió la sesión agradeciendo a Ángel Corella su presencia y remarcando que esa era una ocasión especial ya que en 2013 se celebraba el centenario de la institución. El Institut del Teatre es el único centro integrado (ESO y Danza) que existe en todo el estado. 



El Institut del Teatre, comentó su director, además de impartir cursos de teatro, danza, docencia en artes escénicas, coreografía y técnica de espectáculos, cuenta con su propio departamento de edición, que junto con su biblioteca y un museo “clandestino” hacen de él un lugar de referencia no solo a nivel estatal sino también internacional. Son muchos los teatros que acuden a la institución catalana, para solicitar material para obras determinadas. 


Hugo Carvalho y Elena Martínez (Foto: Lluis San Andrés)

También abordó el tema de los recortes en cultura y pidió a los alumnos que aprovecharan al máximo las clases ya que éste es un centro subvencionado. No obstante, manifestó que los resultados académicos han sido hasta la fecha muy superiores a los de la media estatal e incluso por encima de la europea, por lo que les anima a seguir por esa vía.

Keith Morino, director de la Escuela de Enseñanza Secundaria y Artística / Conservatorio Profesional de Danza, explicó su participación como invitado a un foro sobre danza que se celebró en Estocolmo y en el que también participaron personas de la talla del coreógrafo israelí Ohad Naharin, director de la Batsheva, e Isabel Platel, actualmente directora de la escuela de danza de la Ópera de París. Keith puso de manifiesto que a pesar de tener distintos objetivos, e independientemente del estilo que se quisiera seguir, hay un único lenguaje común: el del ballet. El Institut vuelve a estar invitado a otro foro que se celebrará en Montreal y donde participarán de nuevo acompañados esta vez por algunos alumnos. 


Una vez finalizada su intervención dio paso a Ángel Corella que fue recibido con una gran ovación. El que fuera bailarín principal del ABT durante 18 años -en Junio de este año se despidió como bailarín de la compañía- explicó su trayectoria a los atentos alumnos que, entusiasmados, celebraban con espontáneas risas las anécdotas que les contaba y no se perdían detalle de sus explicaciones. Contó Ángel como estuvo tres veces a punto de dejar su carrera, pero como las circunstancias y su pasión por la danza, le llevaron a seguir, acabando su intervención pidiéndoles que realmente sintieran amor por lo que hacían y se apasionaran con ello, además de que aprovecharan al máximo las lecciones de sus maestros.


Rosa Schipperijn y Albert Carol (Foto: Lluis San Andrés)  

Finalizaron los parlamentos con la emotiva participación de dos alumnos del Conservatori Professional de Dansa del Institut: Albert Carol y Rosa Schipperijn quienes comentaron sus vivencias y agradecieron el magnífico ambiente existente tanto con los docentes como entre los alumnos, todos unidos por una misma pasión que difícilmente se conseguiría en otro entorno que no fuera integrado y que supone una ayuda importantísima en las horas bajas que siempre existen.


Para finalizar el acto, se dio paso a la actuación de dos bailarines del Barcelona Ballet, Kazuko Omori y Dayron Vera que bailaron el paso a dos de la pieza Clear de Stanton Welch, tras los cuales fueron Hugo Carvalho y Elena Martínez, bailarines de IT Dansa, el magnífico grupo de postgrado creado en 1996 bajo la dirección artística de Catherine Allard, que, como subrayó Ángel Corella, tan buenos resultados ha obtenido, quienes nos ofrecieron un paso a dos de Minus One, coreografía de Ohad Naharin. Artistas consolidados y jóvenes promesas que hicieron las delicias del público asistente.


Tras el magnífico y muy celebrado colofón se ofreció un chocolate a los asistentes, aprovechando los alumnos para rodear a Ángel Corella y expresarle su admiración y cariño mientras él atendía pacientemente sus preguntas y comentarios.

Una excelente oportunidad para todos y un esperanzador futuro para la danza. Ánimo chicos, aprovechad el curso y mucha suerte en el empeño. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada